El gran espectáculo natural de la berrea.

Durante esta época del año, los venados rojos entran en celo e intentan atraer a las hembras con impresionantes sonidos guturales en un amoroso llamado. Es época de la “berrea“.

El escenario para este juego amoroso no es otro que los bosques donde viven los venados, por lo que el marco en esta temporada es de gran belleza. Los árboles van virando de color y dan un marco incomparable de tonalidades para que todo esté dispuesto para vivir una experiencia inolvidable.

Los venados viven separados, hembras y machos, durante casi todo el año: las hembras en manadas y los venados por lo general, en solitario. A finales del verano, los machos se acercan a los grupos de hembras y comienzan con su ritual de seducción. En el proceso, deben batirse con otros machos por el dominio de un harén utilizando la cornamenta que ha crecido durante la primavera y el verano.

Al acercarnos a observar la berrea, es muy común encontrar árboles con señales del roce de los cuernos sobre los troncos. Los venados acostumbran “rascar” las cortezas de los árboles para ayudar a desprender la cobertura suave o “terciopelo” que recubre la cornamenta joven para tenerla en condiciones al momento de luchar por un harén durante este periodo de celo.

Además de prepararse para la lucha y al enfrentamiento con otros machos, durante la berrea los venados lanzan su llamada de amor a las hembras emitiendo un profundo sonido gutural que se hace escuchar a gran distancia.

Un verdadero concierto que comienza con el día y se puede intensificar por momentos cuando los encuentros sexuales o las peleas se avecinan.

Siente, vive la berrea en Teverga. Reserva tu plaza para disfrutar de la Berrea en Teverga. Actividad gratuita 29 de septiembre.

Imprescindible reserva previa confirmada. Plazas limitadas.
Mas información: info@tevergaturismo.com o en el telefono 985764202.
www.tevergaturismo.com

Son grupos de 20 personas.

En diferentes zonas Torce, Fonfria, en Pollares (Cuña) y en Puerto Ventana en la braña de las Cadenas.